El estudio Dídac Ballester cree firmemente en la sencillez para hacer llegar el mensaje lo más limpio y directo posible.

Desde hace unos años son una referencia del diseño valenciano y nacional. Como ellos muy bien se describen:
“Pensamos que el diseño lo debe entender todo el mundo, y que no puede caer en la misma trampa que la economía o una parte del arte actual, que se han convertido en un laberinto de operaciones incomprensibles para la mayoría de las personas. Reivindicamos un diseño basado en la sencillez, el orden y los detalles. Nos gusta creer en el concepto como punto de partida de cada proyecto. Y consideramos necesario el mantener una reflexión continua entorno a la naturaleza misma de los objetos que diseñan.”

En estos tiempos que corren da gusto ver como algunos profesionales intentan seguir fieles a unos principios éticos (hablando desde el diseño, claro).